Pautas para la sesión

Las sesiones se realizan vía telefónica o por Skype.

David te llamará a la hora programada. Asegúrate de que el número de teléfono en tu cuenta es correcto. Este es el número de teléfono que David utilizará para llamarte para tu sesión.

Hay diferentes tipos de sesiones: 10 minutos, 20 minutos y 60 minutos (sesión ampliada). También hay la opción de una bendición con un talismán eterico que dura 5 minutos.

El Espíritu Santo prefiere que las personas no tomen notas durante la sesión para permanecer completamente presentes y enfocadas en escuchar y experimentar la bendición.

Está bien grabar la sesión. Por favor comienza la grabación justo antes de que empiece la sesión. (David siempre la graba y recibirás un enlace para acceder a tu grabación.)

Es importante que te prepares para la sesión mediante oración profunda y meditación, preferiblemente durante al menos 15 minutos.

Mantén el teléfono silenciado (sin poder hablar) durante la sesión, excepto cuando el Espíritu Santo te pida que hagas tu pregunta. Si el teléfono que estás utilizando no tiene un botón para silenciar, permanece lo más que puedas en silencio, apaga otros teléfonos y elimina otros ruidos que te distraigan.

Puedes hacer solo una pregunta durante las sesiones de 10 o 20 minutos. Es preferible escribir tu pregunta para que sea clara y sucinta. No se permite hacer preguntas sobre llamas gemelas, compañeros del alma o "¿Cuál es mi plan divino?" (Ve la sección ¿Qué puedo preguntar? más abajo). Las sesiones extendidas (60 minutos) permiten más de una pregunta.

Te sugerimos beber 1-2 vasos de agua pura, preferiblemente de manatial o agua purificada, después de la sesión para ayudar a absorber y asimilar la luz liberada y la acción de las bendiciones obtenidas.

Durante algunas sesiones la acción de la bendición del Espíritu Santo dura horas o días más allá del tiempo de la sesión, así que se consciente de esta dinámica y permanece atento a las energías que se manifiesten en tu mundo.