Los Consejos de la Hermandad

 

Los maestros ascendidos se reúnen en consejos en los reinos superiores, para revisar algunas áreas de importancia energética en el mundo,  para ayudar estratégicamente a la humanidad a alcanzar la libertad de su alma y manifestar el reino de Dios sobre la Tierra. En su reino, al igual que en el nuestro, hay discusión y planificación. Los equipos de los maestros deliberan, consideran opciones y escuchan las ideas de los demás antes de decidir un curso de acción. Su objetivo es ayudar a las almas a avanzar en un sendero que conduce hacia la transformación personal y planetaria, la iluminación y la libertad eterna.

A través de los Consejos de Darjeeling, de la India y de África, así como muchos otros a lo largo de la tierra, la hermandad nos guía, nos inspira y nos alienta a sostener la luz a través de nuestras devociones, meditaciones y actos conscientes para transmutar la oscuridad que asola el planeta en la actualidad. Cada uno de nosotros puede ser un servidor para esta causa sagrada.

Algunos maestros ascendidos trabajan estrechamente entre sí para crear una estrategia y prepararse para la instauración de la luz que se manifestará en la Tierra. Inspiran a individuos en diversos campos para descubrir formas y medios nuevos que pongan en juego tecnologías divinas y otras metodologías espirituales para promover la civilización de acuerdo con los principios y valores eternos de la Gran Hermandad Blanca Universal.

El deseo de cada maestro ascendido es que te sientas completamente imbuido en tu propia Presencia Divina, que sientas el aflato del Espíritu Santo y puedas comulgar y recibir guía e inspiración directamente de tu Fuente. A medida que la Tierra avanza en estas líneas, es la esperanza de los maestros ascendidos que la humanidad evolucione como un todo y regrese al corazón de Dios.

Mensaje de El Morya